Sobre el estudio “Del dicho al derecho: Ser niña en una residencia de protección en Chile”

Autor: Margarita Guzmán, presidenta Fundación Sentido.

La sociedad civil se ha encargado de levantar la realidad de lo que ha sido y fue el #Sename. La semana pasada el Hogar de Cristo presentó un importante estudio al respecto: “Del dicho al derecho: Ser niña en una residencia de protección en Chile”, el cual revela el mayor daño y, por lo mismo, la gran complejidad que presenta la población femenina en hogares de menores de edad en comparación con la masculina.

Transformar lo que hasta ahora ha sido el sistema de protección es un desafío social que depende de todos. Y es imposible lograrlo si es que no comprendemos que esto requiere un cambio cultural.

Es fundamental que terminemos con el estigma del #Sename y que comencemos a ver a las niñas, niños y adolescentes que son parte de este sistema, como personas importantes para nuestra sociedad, con un potencial de aporte importante a nuestra comunidad, y con grandes posibilidades si se les dan oportunidades. Se requiere el derecho a una imagen digna.

Ellos solo quieren una vida y ese derecho fundamental será resguardado en la medida en que tanto el Estado, la sociedad civil, las comunidades y todas las personas que integramos Chile, estemos atentos a cuidar la niñez y a dar oportunidades a los que menos han tenido, partiendo por el acceso a la educación y al cuidado físico y mental.

Los derechos de la niñez en Chile requieren de una ley de garantías y de una constitución que vele por sus derechos y su protección. Estamos atentos a escuchar las propuestas de los candidatos constituyentes.

Leer estudio aquí: ¿Cómo es ser niña en una residencia de protección? Mucho peor que ser niño